¿¡A que juegas, primo!? – Overlord 2

¿¡A que juegas, primo!?
por Kwitsat y Deacon y Mithrandir0x

Overlord 2 (XBOX360, PS3, Wii, PC)
Codemasters, Triumph Studios

¿Quieres ser malo o muy malo? ¿Destruir o dominar? Esas son las elecciones que deberás tomar en este juego.

En Overlord 2, igual que en su antecesor, interpretamos a un maligno ser que encarna las Tinieblas y lleva un arma bien grande (hacha, espada, etc), dentro de un mundo de fantasía heroica más o menos clásico, pero con grandes dosis de humor (los chistes sobre elfos gays están a la orden del día).

Sin embargo, no hace falta que te ensucies mucho las manos (pese a que puedes), porque la característica principal del juego es que serás capaz de controlar a un grupo de esbirros (unas extrañas criaturillas que parecen gremlins), a los que podrás enviar a destruir, atacar, disfrazarse o solucionar puzzles.

El juego comienza años después de la muerte del antiguo Lord Demoníaco (Overlord y Overlord: Raising Hell), e interpretamos a un siniestro niño de Glacialia, que debe huir cuando la ciudad es invadida por el Imperio Glorioso, una civilización tipo romanos, con la que deberemos acabar.

Características del juego.
Los gráficos del juego son efectivos, y destacan especialmente los cuidados diseños de todos los personajes y el nivel de detalle, que es exquisito. A medida que vamos enviando a nuestros esbirros a destruir cosas, éstos van “personalizándose” a sí mismos con lo que van encontrando. Por ejemplo si los enviamos a atacar muñecos de nieve, alguno se pondrá la cabeza del muñeco como casco, etc.

Otra característica curiosa es la de poder tener diferentes “queridas” (3 a lo largo del juego), que nos ayudarán a decorar el Averno (Cuartel principal del Overlord). Dependiendo de cuál de las tres elijamos, tendremos diferentes monturas al final del juego. Y si, están muy buenas.

La magia cobra también más importancia que en ediciones anteriores, ya que aquí la podemos utilizar no sólo para destruir, sino para controlar mentalmente a los ciudadanos y hacer que luchen para ti o, si la ciudad ya está bajo tu control, para que trabajen produciendo oro y armas.

El resto del juego, en definitiva, consiste en ir por ahí con tu ejército de esbirros y arrasar con todo. No obstante, has de utilizar inteligentemente los 4 grupos de esbirros que vas desbloqueando a lo largo del juego:

Los parduzcos (de color amarillo, que son letales en el cuerpo a cuerpo y son los únicos que pueden cabalgar lobos).

Los bermejos (de color rojo, que lanzan bolas de fuego y pueden caminar por las llamas sin sufrir daño. Son los únicos que pueden cabalgar salamandras).

Viridios (de color verde, que resisten toda clase de venenos y son excelentes a la hora de atacar por la espalda a objetivos gigantes. Pueden cabalgar arañas).

Zarcos (de color azul, que pueden nadar y resucitar a los esbirros caídos, pero son débiles en combate).

Algunos consejos útiles
+ COMANDA CON LA CABEZA: Comanda a tu horda inteligentemente… si los envías todos al agua, se ahogarán. Si los envías a atacar a una legión romana, los aplastarán rápidamente…

+ ¡MÁS ÁNIMA!: Al final del juego, créeme, irás escaso de ánima. El ánima determina el número de esbirros que hay en la base esperando para que los invoques, así que, sigue mi consejo: siempre que puedas mata a todo el mundo y a todos los animales que encuentres, para conseguir más.

+ ¡NO TE OLVIDES DEL SEÑOR OSCURO!: En el Averno puedes también mejorar la armadura y las armas del Overlord. Hazlo. No sabes cuándo te matarán a todos los esbirros con algún truco sucio (una bomba, que mueran ahogados, que los aplaste un yeti…) y te las verás a solas.

+ RECOGE TODOS LOS TOTEMS: Durante el juego te irás encontrando diferentes tótems a los que puedes enviar varios esbirros para que lo levanten y lo lleven a un teletransportador para llevarlo a la base. Intenta recogerlos SIEMPRE. Esos tótems te dan diferentes habilidades (más maná, más vida, aumentar la cantidad de esbirros que puedes llevar…), y sin ellos el juego es simplemente im-po-si-ble.

+ NO TE FÍES DEL GUARDADO AUTOMÁTICO: Salva la partida cuando él quiere. En lugar de eso teletranspórtate cuando puedas a la torre del Averno y salvas allí la partida. No perderás progreso de las misiones.

Valoración: 85/100
El humor rebosante del juego y el universo tan vivo en el que nos introduce merecen una buena nota. El juego es muy entretenido y la dificultad de los puzzles no es excesivamente complicada. Recomendado.

Publicado en videojuegos. 1 Comment »

Una respuesta to “¿¡A que juegas, primo!? – Overlord 2”

  1. Kreeslak Says:

    Hum me mola lo de las ciudades haciendo oro para ti. Le tengo ganas por eso y el antiguo dungeon keeper era genial


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: